Reglamento

La carrera tiene un límite horario de 3h para la Media Maratón y de 6h30 para la Maratón.

Salidas individuales para cada cajón de salida en el horario especificado en el programa de carrera

Está totalmente prohibido recortar el circuito a través de otras vías no oficiales no señaladas en el recorrido.

El recorrido comprende solo la utilización del carril de la extrema derecha en malecón, calzada, calle 23 y avenida 26, en caso de utilizar un recorrido alternativo los tiempos serán reconocidos solamente para ese recorrido.

Las carreras de 5km dirigidas a los corredores y caminantes extranjeros terminan en ese mismo punto kilómetrico del circuito oficial.

Si los corredores inscritos en la distancia maratón deciden terminar en el punto de la media maratón se les considerará como descalificados y no aparacerán en la clasificación. La Dirección Técnica puede reconocer a los corredores el tiempo realizado, pero en ningún caso tendrá derecho a premios.

No está permitido que los corredores inscritos en la media maratón continúen el recorrido de la distancia maratón. La organización les puedes obligar a abandonar la prueba.

Los corredores inscritos en las carreras de 5K y 10K solamente podrán realizar el recorrido de las distancias en las que se inscribieron, si deciden continuar o terminar en cualesquiera de las otras distancias no aparecerán en la clasifiación oficial.

Cualquier corredor que se detecte sin él número de dorsal será invitado a abadonar el circuito y no se le permitirá entrar en la línea de meta.

El dorsal se llevará en la parte delantera de la camiseta. Ningún corredor puede alterar, doblar o eliminar parte del dorsal, pudiendo suponer motivo de amonestación en una primera advertencia, o descalificación de la carrera.

Todo aquel que compita utilizando medios auxiliares o vestuario que no sea short, pulóver o camiseta sin la autorización de la dirección técnica, será amonestado o descalificado.

La meta puede estar dividida en dos para diferenciar la entrada de los corredores de una distancia o de otra o en el caso de los discapacitados según la modalidad en las que compite.

Existen equipos de control en puntos especiales del circuito que registrarán a cada corredor lo que posibilita conocer que corrió por el lugar indicado y la distancia establecida.

Las reclamaciones se harán personalmente cumpliendo los requisitos establecidos en los reglamentos de la AIMS y la IAAF.

Podrán participar en cualquiera de las distancias convocadas, corredores con individualidades especiales, siempre que soliciten autorización por escrito a la Dirección técnica del evento, estos pueden ser; corredores que se auxilien con bastones, corredores en triciclos accionados con las manos, corredores que utilicen vestuario no tradicional para estos eventos.

La Dirección del evento podrá establecer para los corredores con individualidades especiales, convocatorias, reglamentos y premiaciones especiales en dependencia del número de participantes que se inscriban en una modalidad y siempre que el total sea de 8 en adelante.

Los corredores cubanos serán identificados como equipo de la provincia de residencia, centro universitario o unidad militar tanto en los listados de inscripción como en los resultados.

Los corredores autorizados a participar en la modalidad de individualidades especiales podrán tener una identificación señalizada en el dorsal.

Todos los corredores utilizaran vestuario apropiado para correr sin frases soeces, ofensivas o inapropiadas de un evento deportivo.

Todos los corredores que terminen recibirán un certificado especificando; nombre, tiempo realizado,  lugar general y lugar en su categoría.

Todos los resultados serán publicados en esta misma página a la finalización de la prueba.

En caso de suspensión de la prueba por razones de fuerza mayor los participantes que abonaron sus inscripciones tendrán derecho a participar en el Marabana del próximo año de forma gratuita y de no poder participar en el año siguiente solicitarán a la dirección del evento una excepción que le permita participar en el segundo año posterior a la suspensión de la prueba.